Prótesis dental

Prótesis dental

La pérdida de dientes puede ser derivado de diversas causas, bien por caries, enfermedad  periodontal, desgastes o traumatismos. Su pérdida produce varias consecuencias:

  • El hueso donde se alojaban los dientes tiende a reabsorberse.
  • Los dientes vecinos suelen tender a ocupar el espacio vacío y estas alteraciones pueden provocar lesiones en la articulación temporo-mandibular.
  • Al moverse los dientes vecinos, dejan de estar en contacto entre ellos y provocan se provocan daños en las piezas como caries o inflamación en las encías. Además, al faltar las piezas la biomecánica oral no es correcta y hay dientes que soportan un exceso de carga pudiendo llegar a fracturarse.

Por eso en Clínica Ayrim nos  importa recuperar tu sonrisa y que tengas una buena masticación fomentando así una buena calidad de vida. Además, la importancia de reponer la pieza dental con una prótesis es fundamental para prevenir este tipo de problemas.

Las prótesis pueden ser unitarias (sustituye a un único diente), parciales (sustituyen a varios dientes) o completas (sustituyen a todos los dientes). Asímismo, ésta puede ser:

  • Removible, es decir, puede extraerse y volverse a aplicar
  • Fija, el paciente no puede extraerse la prótesis y puede apoyarse sobre sus dientes permanentes (puentes) o sobre implantes.

Gracias a la calidad que nos ofrecen nuestros laboratorios, existen distintos tipos de prótesis que trabajamos en Clínica Ayrim para sus implantes, a fin de reponer las piezas faltantes, como son:

  • Fundas unitarias: cuando tan solo es necesario la sustitución de una única pieza, el implante sustituye a la raíz, colocando una funda metal o de cerámica sobre el diente.
  • Puentes sobre implantes: para sustituir un tramo de varios dientes se colocan menos implantes y, sobre ellos, un puente de metal, cerámico (varias fundas unidas) o de zirconio (un material más novedoso y que aporta una mayor estética).
  • Prótesis de arcada completa: esta opción se emplea cuando al paciente le faltan todas las piezas dentales de una arcada o de ambas. El tratamiento es complejo ya que hay que reponer una serie de determinantes funcionales y estéticos que permitan recuperar el aspecto normal de una persona desdentada. Según el caso se emplean tres tipo de prótesis:
    • Prótesis de metal-cerámica o de cerómeros: se usa en aquellos casos en los que no se requiere un soporte labial importante.
    • Prótesis hibrida: Ésta se compone de una estructura metálica a modo de esqueleto sobre la cual van las piezas protésicas y la encía de resina. Este tipo de prótesis está especialmente indicada cuando se da reabsorción del maxilar o mandíbula y necesitamos darle un soporte al labio. También indicada para evitar que se vean unos dientes muy largos.
    • Sobredentadura: están indicada en aquellos casos que la atrofia del hueso es importante y la sustitución del mismo no permite higiene de la prótesis o cuando el número de implantes colocados ya no permite otra solución. Este tipo de prótesis, se pueden extraer y sirven para sustituir casi todos los dientes de una arcada o de ambas.