Neuromodulación percutánea ecoguiada

Los nervios tienen la capacidad de adaptarse a los movimientos y las tensiones durante nuestras actividades básicas de la vida diaria. Sin embargo, a veces debido a compromisos mecánicos, atrapamientos o por sensibilización estos no se adaptan correctamente generando dolor y disfunción de una o varias estructuras. Ya que el nervio juega un papel fundamental en nuestro sistema y es el que conduce la información, sus síntomas pueden ser muy diversos. Desde un dolor leve u hormigueos hasta un dolor intenso y de gran extensión.

La técnica de neuromodulación percutánea ecoguiada es una técnica de punción de agujas de punción seca con apoyo ecográfico encargada de estimular los nervios periféricos. Para ello colocamos una aguja cerca de la zona periférica al nervio lesionado (zona perineural) y lo estimulamos con una corriente de baja frecuencia.

Gracias a esta técnica, podemos devolver al tejido neural su capacidad de transmisión de información del impulso nervioso y, por consiguiente, normalizar todos aquellos parámetros que regulan al nervio relacionados con la musculatura, el sistema vascular, etcétera.

¿Qué patologías podemos abordar con la neuromodulación percutánea ecoguiada?

Como hemos mencionado con anterioridad, la neuromodulación percutánea ecoguiada se utiliza para problemas con el sistema nervioso periférico por lo que las patologías que podemos encontrarnos viables para tratar con esta técnica son las siguientes:

  • Síndrome del túnel carpiano

  • Síndrome de los desfiladeros torácicos

  • Alteraciones o disfunciones del nervio ciático.

  • Síntomas neuropáticos (neuralgias, ciatalgias, cervicobraquialgia, etcétera).

  • Trastornos mecanosensitivos

  • Dolor neuropático periférico

¿Cómo empleamos esta técnica en Clínica Ayrim?

En Clínica Ayrim, tras realizar una valoración individualizada del problema que presenta el paciente y sospechar que el curso de su patología puede tener relación con el sistema nervioso periférico, realizamos una valoración especializada de la función de los nervios bajo sospecha y una valoración de la región metamérica que afecta a dicho nervio. Posteriormente, seleccionamos los nervios involucrados y bajo guía ecográfica los localizamos.

Una vez localizados y hayamos tomado la decisión de qué área vamos a abordar, procedemos a colocar las agujas bajo apoyo ecográfico. Posteriormente, introducimos un estímulo eléctrico de baja frecuencia tipo TENS con unos parámetros específicos, para el tejido neural, colocados por el fisioterapeuta previamente. La aplicación de dicha corriente tiene una duración de aproximadamente de 10-15 minutos. Posterior a la aplicación re-evaluamos el estado del sistema nervioso y se prescriben ejercicios que ayuden a normalizar el estado de los nervios afectados. 

© 2018 Clínica Ayrim. Todos los derechos reservados. Política de Cookies|Aviso legal|Política de Privacidad