top of page

Desvelando los Misterios de la Capsulitis Retráctil o“hombro congelado”

¿Qué es la Capsulitis Retráctil?


La Capsulitis retráctil, también conocida como hombro congelado, es

una afección compleja que afecta la articulación del hombro. Se

caracteriza por la inflamación y contracción (fibrosis) de la cápsula

articular, una envoltura que rodea y sostiene la articulación. Es decir,

la cápsula genera un aumento de su grosor debido a un crecimiento

del colágeno que provoca una limitación real de la movilidad articular

del hombro afectado y provoca también una cascada de respuestas

inflamatorias que ocasionan como respuesta la aparición de dolor,

sobre todo en su primeras fases de predominio nocturno. Aquí os

dejamos una imagen para que podáis visualizar que es la cápsula

articular del hombro y tengáis una imagen más clara del proceso que

se provoca en ella.




¿Cómo se Ocasiona la Capsulitis Retráctil?


Las causas subyacentes de la capsulitis retráctil son diversas y, a

menudo, interrelacionadas. Lesiones previas, cirugías en la zona del

hombro y condiciones médicas como la diabetes son factores

comunes desencadenantes. La genética también emerge como una

variable intrigante, sugiriendo una predisposición hereditaria en

algunos individuos. Los estudios científicos nos hablan de que es

mucho más frecuente encontrarla en mujeres a partir de los 40-60

años y otro dato de interés es su reaparición en el hombro

contralateral. Se ha visto que hay bastante incidencia de reaparición

en la otra articulación cuando hemos padecido ya una Capsulitis

retráctil. La cascada de eventos que lleva a la formación de tejido

cicatricial en la cápsula articular es compleja y realmente se

desconoce su causa exacta.



Fases de la Capsulitis Retráctil


La progresión de la capsulitis retráctil se manifiesta en tres fases

distintas, cada una marcada por síntomas y cambios en la articulación:


Fase Inflamatoria: Se inicia con dolor y molestias en el hombro,

acompañados de inflamación. La movilidad aún no se ve gravemente

afectada. El dolor suele estar tendiente a la nocturnidad, generando

dificultad en la conciliación del sueño.


Fase de Congelación: Aquí, la rigidez comienza a hacer su entrada.

Los movimientos se vuelven limitados, y el dolor persistente se

intensifica. La cápsula articular se fibrosa, dando paso al nombre

"hombro congelado". Aquí el dolor se hace más notorio, por eso a esta

fase se le denomina fase aguda.


Fase de Descongelación: En esta etapa, la movilidad comienza a

restaurarse gradualmente. Sin embargo, el proceso puede llevar entre

6 meses a 3 años, y la fisioterapia juega un papel crucial en acelerar la

recuperación.



¿Cómo se Trata la Capsulitis Retráctil desde la Fisioterapia?


La fisioterapia se presenta como el faro de esperanza en la capsulitis

retráctil. Los profesionales de la fisioterapia emplean un enfoque

integral para abordar la condición, centrándose en la restauración del

rango de movimiento y la reducción del dolor. Aquí hay un vistazo a

las estrategias clave:


Evaluación Personalizada: Cada paciente es único, y un plan de

tratamiento efectivo comienza con una evaluación

personalizada. Los fisioterapeutas analizan la extensión del

daño, la fuerza muscular y la respuesta al dolor para diseñar un

programa adaptado a las necesidades individuales.


Ejercicios Terapéuticos: La columna vertebral de la fisioterapia

para la capsulitis retráctil son los ejercicios terapéuticos. Estos

incluyen movimientos específicos diseñados para mejorar la

amplitud de movimiento, fortalecer los músculos circundantes y

aliviar el dolor. La consistencia en la práctica de estos ejercicios

es clave para resultados óptimos.


Terapia Manual: La terapia manual, realizada por fisioterapeutas

hábiles, implica manipulaciones suaves de la articulación y

tejidos circundantes. Este enfoque contribuye a disminuir el

dolor en fases agudas.


Educación y Manejo del Dolor: La fisioterapia va más allá de la

sala de tratamiento. Los fisioterapeutas proporcionan educación

sobre la condición, técnicas de autocuidado y estrategias para

manejar el dolor en la vida diaria. Empoderar al paciente con

conocimiento es esencial para una recuperación sostenible.



En conclusión, la capsulitis retráctil puede ser un desafío, pero con el

enfoque adecuado, la fisioterapia se revela como un aliado poderoso

en la recuperación. A través de la evaluación personalizada, ejercicios

terapéuticos, terapia manual y técnicas complementarias, los

profesionales de la fisioterapia consiguen rehabilitar esta patología.

Debemos recordar, que es una patología tiempo dependiente y

aunque la fisioterapia sirva de ayuda e intente acelerar los procesos,

el avance dependerá de las características del paciente y su

organismo, así como del tiempo que lleve con la misma patología.

Espero que te haya gustado este post y que hayas aprendido un poco

más acerca de esta patología tan misteriosa y de la que aún tenemos

que conocer mucho más a nivel científico. Recuerda que si sospechas

que la estás padeciendo puedes ponerte en contacto con nosotros y te

asesoraremos en tu caso de forma personalizada. ¡Nos vemos en el

siguiente post!.

5 visualizaciones0 comentarios
bottom of page